El 2019 ya está aquí y viene con importantes e interesantes desafíos y asuntos que van a exigir la participación activa y la movilización de las organizaciones y colectivos sociales que formamos la Red Andaluza de la Nueva Cultura del Agua, la Marea Azul del Sur y otros movimientos afines.

El cambio de gobierno en Andalucía y sus primeras intenciones en politíca de aguas dibujan un escenario de gran incertidumbre. Los partidos que aspiran a gobernar la región han vuelto a poner sobre la mesa ideas y proyectos de la vieja política de aguas (nuevas infraestructuras hidráulicas, trasvases o planes de limpieza de arroyos para hacer frente a inundaciones entre otras medidas). Estos planteamientos chocan con el contexto actual de degradación generalizada de ríos, arroyos, humedales, estuarios, aguas costeras, acuíferos y los servicios ecosistémicos asociados, que está agravado por los efectos del cambio climático. La situación de deterioro de los ecosistemas y los recursos hídricos y la urgencia en la adaptación al cambio climático exigen abordar el reto de la transición hidrológica, que, en mi opinión, deberá ser uno de los elementos claves de nuestro discurso.

La aplicación del Derecho Humano al Agua y la defensa de la gestión pública del agua, que han sido ejes fundamentales de la movilización social en Andalucía en la última década para hacer frente a los problemas de pobreza hídrica y privatización de servicios públicos, son también cuestiones claves para seguir promoviendo modelos avanzados de gestión del agua en nuestros pueblos y ciudades. En este sentido, el borrador del Reglamento del Ciclo Urbano del Agua de Andalucía ha incoroporado, fruto del trabajo de varias organizaciones sociales, importantes avances en esta materia y ha servido para ampliar y articular un discurso ecointegrador del Derecho Humano al Agua. Aunque el reglamento no se ha aprobado en la pasada legislatura, y en la nueva haya dudas razonables sobre su aprobación, este trabajo, por las organizaciones que se han implicado y el contenido de la propuesta es ya un referente que debemos seguir defendiendo.

Otro de los hitos que no debemos perder de vista en 2019 es el tercer ciclo de planificación hidrológica que comenzó a finales de 2018. Los documentos iniciales de las demarcaciones andaluzas ya están en información pública y las aportaciones de los colectivos y organizaciones que estamos implicados en la defensa del agua resulta fundamental para garantizar el “control social” de los planes hidrológicos. Además, este proceso coincide con la revisión de la Directiva Marco del Agua, que está en pleno debate y discusión entre defensores de esta norma y un grupo de Estados y sectores con intereses que están pidiendo una rebaja de los niveles de exigencia de la DMA.

Estos retos son solo algunos de los que creemos que tenemos que abordar para el 2019 y para ello contamos la experiencia de muchos años de activismo y movilización social y la implicación de organizaciones ambientales, sociales, de defensa del patrimonio, sindicales, agrarias, etc. y personas a título indiviual desde el mundo académico, técnico o la sociedad en general en la defensa de la Nueva Cultura del Agua. El 2018 fue el año del Acuerdo social por los ríos y la gestión pública del agua suscrito por más de 50 entidades, las alegaciones conjuntas al Plan de Sequías del Guadalquivir de organizaciones ambientales, consumidores y usuarios, sindicatos y organizaciones agrarias (un hito en los movimientos sociales andaluces relacionados con el agua) y las aportaciones colaborativas de esos mismos colectivos al Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Andalucía (otro gran hito). Esto nos debe servir de base para seguir ampliando y fortaleciendo los lazos entre organizaciones de la sociedad civil que tenemos, ahora más que nunca, el reto de seguir planteando alternativas a las políticas del agua a partir del ideario de la Nueva Cultura del Agua y el Derecho Humano al Agua.

De todo esto y más iremos hablando en los próximos meses y muy especialmente en la XII Fiesta del Agua de Andalucía, que este año se celabrará del 22 al 24 de marzo en Priego de Córdoba. Id reservando la fecha en vuestros calendarios ya que pretendemos que sea un evento importante a nivel andaluz en el que podamos participar todas las entidades que forman parte de la Red y la Marea Azul del Sur (próximamente iremos avanzando el programa).

Libre de virus. www.avast.com
Share This