La antropización del Río Adra

11:47 May 16 2018 Almería y Granada

  1.3. Fuente difusa (agrícola, ganadera, urbana, transporte, minas, suelos contaminados...)
  2.1. Agricultura, ganadería, silvicultura y acuicultura
  2.2. Abastecimiento de población
  3.1. Embalses
  3.2. Trasvases y desvíos de agua
  3.3. Alteraciones transversales (azudes, presas, puentes)
  3.4. Alteraciones longitudinales (encauzamientos, revestimientos, dragados...)
  4.1. Superficie afectada por proceso de degradación (incendio, deforestación...)
  4.3. Degradación de corredor fluvial: deterioro bosque ribera, extracción áridos
  5.1. Privatización del servicio
  5.4. Insuficiente información y participación pública

La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra La antropización del Río Adra
Descripción
El Río Adra, se ha convertido en un espacio donde no existe la Ley, ante la ausencia de la autoridad de las distintas administraciones y muy especialmente del organismo de cuenca, en los últimos años, se han sucedido los atentados y problemas debido a las actuaciones de algunos propietarios y usuarios, y la ineficacia de las administraciones.

Los desastres y atentados visibles que podemos observar es la actuación de máquinas pesadas para dragar y “limpiar de cañaverales” el centro del cauce, ocupación de espacios públicos y cauces con la construcción de invernaderos en los meandros junto a la población de La Alquería y en otros puntos, continuos desmontes que alteran y ocupan ramblas y barrancos, vertederos de residuos sobre todo agrícolas en distintos lugares y casi siempre junto a invernaderos provocando la contaminación de las aguas, destrucción y contaminación de acuíferos como el de las Fuentes de Marbella, extracciones ilegales de agua a través de pozos y otras actuaciones, con la consecuente destrucción de una importante biodiversidad de flora y fauna.

Entre las especies de flora y fauna que se están viendo afectadas, por las actuaciones ilegales en el río, destaca el pez Fartet (Lebias ibera).
Información adicional
Demarcación: Cuencas Mediterráneas Andaluzas
Municipio/s afectado/s: Adra y Berja
Provincia: Almería
Ámbito: Natural
Escala del conflicto: Comarcal

Masa de agua afectada

Tipo: Subterránea,Superficial
Denominación: Río Adra

Origen del conflicto

1. Contaminación: 1.1. Vertidos:urbanos / industriales / ganaderos / desaladoras,1.2. Vertederos e instalaciones para eliminación de residuos,1.3. Fuente difusas: agrícola / ganadera / urbana / transporte / minas / suelos contaminados…
2. Extracciones de agua significativas: 2.1. Agricultura / ganadería / silvicultura y acuicultura,2.2. Abastecimiento de población
3. Obras de regulación y alteraciones morfológicas: 3.1. Embalses,3.2. Trasvases y desvíos de agua,3.3. Alteraciones transversales:azudes/ presas/ puentes,3.5. Obras costeras:puertos/ espigones...
4. Usos del suelo (afecciones en cuenca y márgenes): 4.1. Superficies afectadas por procesos de degradación: incendios/ deforestación…,4.3. Degradación de corredor fluvial: deterioro bosque de ribera/ extracción de áridos
5. Problemas en los servicios de abastecimiento y saneamiento urbano: 5.1. Privatización del servicio,5.3. Cánones y tarifas,5.4. Insuficiente información y participación pública
6. Afecciones al patrimonio cultural: 6.2. Transformaciones de paisajes vinculados al agua
7. Otras incidencias antropogénicas: 7.1. Introducción de especies alóctonas,7.3. Otras: actividades recreativas/ drenaje de terrenos
¿Está asociado a algún proyecto?: No
Población potencialmente afectada (Nº de habitantes): Hasta 50.000

Los actores involucrados

Organizaciones sociales: Ecologistas en Acción Adra
Actores institucionales involucrados y relevantes: Administración Unión Europea,Administración Estatal,Administración Autonómica,Diputación,Otros organismos públicos: universidades / empresas públicas / consorcios / fundaciones / etc.,Ayuntamientos
Entidades y/o empresas privadas: Comunidades de regantes y juntas de usuarios

Conflicto y movilización

¿Cuándo se inició la movilización?: Movilización después de los perjuicios sufridos
Año inicio movilización: 1985
Intensidad del conflicto (en su momento álgido): Baja: capacidad de movilización reducida / involucración limitada de organizaciones locales
Tipología de los actores que se han movilizado: Partidos políticos,Organizaciones agrarias,Asociaciones de regantes,Asociaciones ecologistas o de defensa del patrimonio locales,Otras organizaciones sociales locales,Científicos / profesionales,Vecinos: sociedad no organizada
Forma de movilización: Reuniones / jornadas / encuentros / etc.,Cartas y peticiones oficiales de quejas
Nivel de participación en procesos institucionales promovidos por la administración: Sin participación: en el desarrollo del conflicto no ha habido procesos de participación para la resolución del mismo
Nivel de información aportada por la instituciones: Resúmenes divulgativos
Acceso a la información: Información disponible pero poco accesible en páginas webs de organismos oficiales: confusa / dispersa etc.

Impactos

Impactos medioambientales: Aguas superficiales: Transformación significativa del régimen natural de caudales,Disminución drástica del agua circulante por los cauces,Alteración físico-química de la calidad del agua,Alteración de las condiciones del cauce: granulometría / disposición de los sedientos / tamaño del cauce / profundidad / etc.,Alteración significativa de hábitats fluviales y las comunidades biológicas,Alteración de la llanura de inundación: reducción de la llanura de inundación / fragmentación / etc.,Alteraciones significativas de las condiciones naturales de humedales
Impactos medioambientales: Aguas subterráneas: Sobreexplotación de los recursos disponibles,Degradación de la calidad de las aguas subterráneas,Pérdida de fuentes y manantiales de origen natural,Pérdida de la capacidad de infiltración natural del suelo
Impactos socioeconómicos: Pérdida de tradiciones / saberes / prácticas / etc.,Deterioro o pérdida de infraestructuras o artefactos del patrimonio hidráulico tradicional,Problemas de información y participación pública en la gestión de los servicios municipales del agua
Impactos sobre la salud: Enfermedades relacionadas con la contaminación ambiental

Resultados

Respuesta al conflicto: Redacción de proyecto de restauración
Estado del proyecto (si procede): Desconocido
Alternativas propuestas por la sociedad civil y/o las organizaciones sociales: PROGRAMA DE ACTUACIONES PARA LA RECUPERACIÓN, RESTAURACIÓN Y POR EL DESARROLLO SOSTENIBLE DEL RÍO ADRA. Que se apliquen una serie de medidas: 1. Se elabore un Plan Hidrológico de la Cuenca del Río Adra. 2. Se elabore un Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Cuenca del Río Adra. 3. Ejecutar el deslinde realizado del dominio público hidráulico, hasta ahora frecuentemente ignorado y usurpado. 4. La restauración del ecosistema y de sus riberas, para así conseguir que se evacue las crecidas de agua, limitar la pérdida de suelo, conservar la cantidad y calidad del agua, preservar el medio acuático en todo su potencial biológico, y permitir la multiplicidad de usos que tiene. Basándose en dos premisas fundamentales: Conocer el cauce y adaptar las técnicas a su problemática concreta y tener en cuenta la riqueza del ecosistema eligiendo técnicas que respeten los diferentes elementos que lo componen. • Las técnicas a emplear son muchas y variadas y, en general, más sencillas que las empleadas hasta ahora por las administraciones con competencia en la gestión de la red hidrográfica: - Reforestación y restauración de las riberas. - Protección de las orillas erosionadas. - Limpieza del cauce, gestionando la cañavera (Arundo donax) de forma que se vaya sustituyendo en la medida que se recupera la galería riparia, el cañaveral es esencial conservarlo por la comunidad faunística que acoge. Por lo que hay que ir sustituyendo la caña por álamos, tarays, sauces, etc. manteniendo el volumen vegetal necesario. - Trabajos forestales en la cuenca y riberas. - Dragados en puntos localizados. - Estabilización de orillas frágiles. - Trabajos de mantenimiento de lechos y riberas. 5. Ajustar las exigencias del espacio que propone el LIC (Lugar de Interés Comunitario) a las necesidades de conservación del pez Fartet, incluyendo el Paraje de Las Fuentes de Marbella, cumpliendo así con los requisitos que se contempla en la Directiva Hábitat y normativa de la Unión Europea relacionada con la Red Natura 2000 y las Zonas de Especial Conservación. 6. Desarrollar un Plan de Desarrollo Socio-Económico-Laboral-Ambiental. 7. Solicitamos que respecto a los proyectos que había previstos desarrollar en la Cuenca del Río Adra, entre los que se encuentran: • Proyecto de Conexión de la conducción de Benínar – Aguadulce con la arqueta nº 3 para los riegos de la Vega de Adra (Almería). • Proyecto de Desalación y obras complementarias para el poniente almeriense, Planta Desalobradora de Adra (Almería), y su Estudio de Impacto Ambiental. • Proyecto de Reposición y Adecuación del Encauzamiento del Río Adra en el tramo “La Alquería – Puente del Río” t.m. de Adra (Almería). • Explotación del acuífero de Las Fuentes de Marbella desde las bombas del Cortijo Picón. • Otros. Se actualicen estos proyectos, para conocer los que están en fase de estudio u otros, y los que ya se han rechazado. 8.Fartet. Se ha realizado un proyecto recientemente de Propuestas al proyecto de actuaciones de restauración hidrogeomorfológica y naturalización del río Adra – Fase II Las actuaciones de manejo, gestión y de restauración, deben de ir encaminadas al elemento principal que provocó su protección, el fartet. El Fartet necesita de pozas marginales excavadas con la suficiente profundidad como para que no se sequen en todo el año, cuestión que a día de hoy con la cañavera no existen. Debe de realizarse una red de espacios-refugios para el fartet, consistentes en pozas que se excaven (podría ser uno o dos metros) para que contengan de forma permanente agua estancada, en los márgenes, con o sin contacto con el cauce principal, pero que tocan el nivel freático, disponiendo así de agua todo el año. Las pozas existentes deben de restaurarse. Las pozas deben de llevar un mantenimiento establecido, para evitar que ocurra como en la poza del Costalillo que hay que limpiarla y excavar más y mejor. Hay que establecer un programa periódico de mantenimiento. La salvaguarda del Fartet nos permitirá al mismo tiempo garantizar otras especies como la ranita meridional. Hay que recuperar la vegetación y bosque de ribera, así como senderos que se pueda recorrer el espacio a pie. 9.Se defina y concrete el caudal ecológico del Río Adra, siguiendo el Dictamen del Consejo Asesor de Medio Ambiente: Preámbulo. Un río es un ente natural vivo, confluencia de ecosistemas, que debe ser preservado. La actividad humana en muchos casos ha supuesto la destrucción de éste ente natural, bien por la alteración de la calidad de sus aguas, como por la modificación de su régimen de caudales Informe. Se define como caudal ecológico aquel que mantiene como mínimo la vida piscícola de que manera natural habitaría o pudiera habitar en ese río, así como su vegetación de ribera. De acuerdo con los diferentes ríos que existen en nuestro país, se establecerán varios “regímenes tipo” de caudal ecológico, en cantidad y calidad, que garanticen que se alcanzan los objetivos ambientales señalados en la definición antes hecho de caudal ecológico. En todo caso, deberán asemejarse a las condiciones naturales de variaciones de caudal. En los planes hidrológicos de cuencas, todos los cursos de agua deberán asimilarse a alguno de los modelos tipo determinados. Se pondrá especial atención en la conservación de las especies piscícolas autóctonas, debiendo establecerse planes de conservación de las especies que se encuentran amenazadas, garantizándose necesarias para su mantenimiento y desarrollo en los cauces donde actualmente habitan, o han habitado originariamente. PROYECTO DE ACTUACIONES DE RESTAURACIÓN HIDROGEOMORFOLÓGICA Y NATURALIZACIÓN DEL TRAMO FINAL DEL RÍO ADRA El Documento Ambiental se ha realizado a partir del estudio de la situación ambiental del tramo final del río Adra en su totalidad {desde las fuentes de Marbella hasta la desembocadura, con un total de 15,1 km de longitud), analizando las actuaciones que sería necesario acometer para evitar los riesgos mencionados y mejorar las condiciones ambientales del río Adra, en vista a su inclusión en fases posteriores del proyecto. Se acaba de finalizar la primera fase de este proyecto, cuando se presentó en el Consejo Provincial del 20 de noviembre de 2017, realizamos desde Ecologistas en Acción, las siguientes propuestas: Propuestas al proyecto de actuaciones de restauración hidrogeomorfológica y naturalización del río Adra – Fase II a. Las actuaciones de manejo, gestión y de restauración, deben de ir encaminadas al elemento principal que provocó su protección, el fartet. b. El Fartet necesita de pozas marginales excavadas con la suficiente profundidad como para que no se sequen en todo el año, cuestión que a día de hoy con la cañavera no existen. c. Debe de realizarse una red de espacios-refugios para el fartet, consistentes en pozas que se excaven (podría ser uno o dos metros) para que contengan de forma permanente agua estancada, en los márgenes, con o sin contacto con el cauce principal, pero que tocan el nivel freático, disponiendo así de agua todo el año. d. Las pozas existentes deben de restaurarse. Las pozas deben de llevar un mantenimiento establecido, para evitar que ocurra como en la poza del Costalillo que hay que limpiarla y excavar más y mejor. e. Hay que establecer un programa periódico de mantenimiento. f. La salvaguarda del Fartet nos permitirá al mismo tiempo garantizar otras especies como la ranita meridional. g. Hay que recuperar la vegetación y bosque de ribera, así como senderos que se pueda recorrer el espacio a pie. h. Se exigió de forma expresa que en la siguiente fase del proyecto, desde la desembocadura del río Chico hasta las Fuentes de Marbella, se cuente en todos los trámites del mismo, desde su diseño hasta su ejecución, con la participación ciudadana de los municipios afectados. La Cuenca del río Adra, es un espacio en el que hay que visibilizar no solo lo ya relatado, sino muchos otros más aspectos relevantes, señalar dos, la Reserva Natural de Las Albuferas de Adra, el embalse de Benínar y el uso del agua (que incumple la Ley de aguas respecto al uso de la misma, en relación a las prioridades, siendo la agricultura a quien va principalmente destinada), que reúnen una amplia problemática propia y externa, a la que hay que dedicar su propio espacio de estudio.
¿Considera que la movilización tuvo éxito?: parcialmente
¿Por qué? Explícalo brevemente: Se ha realizado el deslinde, iniciado los proyectos de restauración y se ha declarado como LIC el tramo del que depende la supervivencia del pez Fartet

Recursos y materiales

Legislación relacionada con el conflicto: Esta especie de Fartet es un endemismo que se encuentra exclusivamente en algunas zonas del litoral mediterráneo español (DOADRIO et al., 1991; ELVIRA, 1995; PLANELLES, 1999), con poblaciones muy fragmentadas en poblaciones aisladas, que han evolucionado creando características genéticas propias y diferentes para cada una de las localidades. Para Andalucía, la única localidad donde se presenta L. ibera es en la cuenca baja del Río Adra. Ha sufrido en los últimos años una importante y grave reducción (ELVIRA, 1995; MORENOAMICH et al., 1999), debido a la pérdida de hábitats favorables, lo que le ha supuesto ser catalogado en peligro de extinción: • “EN PELIGRO” en la Lista Roja de los Vertebrados Españoles (ICONA, 1986). • “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN”, según consta en el Libro Rojo de los Vertebrados de España (BLANCO & GONZÁLEZ, 1992). • “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN” de extinción, según la UICN-2006 (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). • “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN” en el Anexo I del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, Real Decreto 439/1990. • “EN PELIGRO” Poblaciones del litoral Mediterráneo (Libro Rojo de los Peces Continentales de España, 2001). • “EN PELIGRO CRÍTICO” Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía, 2001. • “EN PELIGRO DE EXTINCIÓN” en el Anexo II del Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas, LEY 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y la Fauna Silvestres. El Fartet está protegido: • “Especie de Fauna Protegida” en el Anexo III del Convenio de Berna (1988), relativo a la conservación de la Vida Silvestre y el Medio Natural en Europa. • “Especie de interés general cuya conservación requiere la designación de áreas especiales para su conservación” en el Anexo II de la Directiva del Consejo de la Unión Europea sobre la Conservación de Hábitats Naturales y de la Fauna y Flora Silvestres (Directiva 92/43/CEE, Fauna-Flora-Hábitats). • Incluida en el anexo II (“Lista de especies en peligro o amenazadas”) del Protocolo sobre las zonas especialmente protegidas y la diversidad biológica en el Mediterráneo (Barcelona, Junio 1995) • “Especie de interés comunitario” y considerada “prioritaria” por el Real Decreto 1997/1995, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres. Espacio Natural y Normativa El Río Adra es un espacio natural que reúne una serie de valores que le ha permitido ser calificado como Zona de Especial Conservación y Lugar de Interés Comunitario, acogido a la Directiva Hábitat 92/43/CEE, de 21 de mayo de 1992, siendo su código el nº ES6110018, y es considerado como “Espacio indispensable para asegurar la viabilidad del fartet (Lebias ibera) en Andalucía”. Figurando esta especie en su Anexo II. Tanto el vigente Plan Hidrológico de la DHCMA como el citado PGRI de la misma aluden a la inclusión del tramo final del río Adra dentro del LIC ES6110018 Río Adra (Decisión de Ejecución, UE, 2015/74, de la Comisión, de 3 de diciembre de 2014, por la que se adopta la octava lista actualizada de lugares de importancia comunitaria de la región biogeográfica mediterr,ánea) y recientemente (Decreto 4/2015, de 13 de enero, publicado en el BOJA nº 52 de 17 de marzo de 2015), como consecuencia de la declaración que dicho Decreto realiza, el tramo final del Río Adra ha entrado a formar parte de la Zona de Especial Conservación que lleva su nombre, la ZEC ES6110018 Río Adra. Una ZEC exclusivamente fluvial, de superficie mucho mayor (288, 18 ha.) a la del tramo final del rio Adra (ocupa solo una cuarta parte de la superficie de la ZEC, en la que se integran las 49 ha. delimitadas por la ARPSI Adra). Este espacio natural reúne una serie de valores ecológicos que ha supuesto que haya sido designado y esté amparado por la Directiva Hábitat, y que según su Artículo 6.2 “Los Estados miembros adoptarán las mediadas apropiadas para evitar, en las zonas especiales de conservación, el deterioro de los hábitats naturales y de los hábitats de especies, así como las alteraciones que repercutan en las especies que hayan motivado la designación de las zonas, en la medida en que dichas alteraciones puedan tener un efecto apreciable en lo que respecta a los objetivos de la presente Directiva”. Las competencias en materia de gestión del Dominio Público Hidráulico en el ámbito de actuación (río Adra) corresponden a la Comunidad Autónoma de Andalucía y, en consecuencia, la legislación ambiental que corresponde aplicar es la autonómica (Ley 7 /2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental de Andalucía, modificada por el Decreto-Ley 5/2014 y por el Decreto-ley 3/2015, de 3 de marzo, y desarrollada por el Decreto 356/2010, de 3 de agosto), siendo el Órgano Ambiental la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio de la Junta de Andalucía. En el Río Adra hay varias especies de vertebrados que también se están viendo afectados: • Ranita meridional (Hyla meridionalis). Anfibio que se encuentra protegido legalmente y con una única población constatada donde actualmente sobrevive en Almería y Murcia, la cuenca baja del Río Adra. • Sapo corredor (Bufo calamita) y Sapo común (Bufo bufo). Especies protegidas legalmente. • Galápago leproso (Mauremuys leprosa). Especie protegida legalmente y listada en el Anexo II de la Directiva Hábitat como de interés comunitario para su conservación. • Culebra de collar (Natrix natrix). Especie protegida legalmente con una de las últimas poblaciones para el Sudeste Ibérico, donde es rarísima, en la cuenca baja del Río Adra. • Oropéndola (Oriolus oriolus). Especie protegida legalmente con una de las últimas poblaciones para el Sudeste Ibérico en la cuenca baja del Río Adra. • Zarcero pálido (Hippolais pallida). Especie protegida legalmente con una de las últimas poblaciones para el Sudeste Ibérico en la cuenca baja del Río Adra. • Rata de agua meridional (Arvicola sapidus). Especie protegida legalmente con una de las últimas poblaciones para el Sudeste Ibérico en la cuenca baja del Río Adra. • Gineta (Genetta genetta), Gato montes (Felis silvestris), Garduña (Martes foina), Tejon (Meles meles) y Comadreja (Mustela nivalis), carnívoros protegidos y, algunos de ellos, amenazados. Así mismo, en el mismo intervalo fluvial también existen determinados hábitats naturales de interés comunitario (Directiva Hábitat 92/43/CEE, modificada por la Directiva 97/62/CE), para los cuales se requiere de zonas de especial conservación (ZEC), en función del Real Decreto 1193/1998, de 12 de junio, por el que se modifica el Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y la flora silvestres. Los mismos son: • 5334 “Fruticedas, retamares y matorrales mediterráneos termófilos: matorrales y tomillares (Anthyllidetalia terniflorae, Saturejo-Corydothymion)”. • 5335 “Fruticedas, retamares y matorrales mediterráneos termófilos: retamares y matorrales de genistas”. • 6220 Hábitat prioritario. “Pastizales mediterráneos xerofíticos anuales y vivaces”. • 92D0 “Arbustedas, tarayales y espinales ribereños (Nerio-Tamaricetea, Securinegion tinctoriae)”. Normativa LEY 8/2003, de 28 de octubre, de la Flora y la Fauna Silvestres. Dice en su TÍTULO I, de La protección de la flora y la fauna silvestres y sus hábitats, CAPÍTULO I, Régimen general de protección. Artículo 7.1. Régimen general de protección: “Las especies silvestres, especialmente las amenazadas y sus hábitats, se protegerán conforme a las limitaciones y prohibiciones dispuestas en esta Ley y normas que la desarrollen, frente a cualquier tipo de actuaciones o agresiones susceptibles de alterar su dinámica ecológica”. Artículo 18. Protección de los hábitats y otros elementos del paisaje. 1. La Administración de la Junta de Andalucía fomentará la conservación de los elementos de los hábitats de las especies silvestres y las relaciones entre los mismos con el objeto de asegurar un equilibrio dinámico que garantice la biodiversidad. 4. La Administración de la Junta de Andalucía adoptará, en su ámbito de competencia, las medidas precisas para conservar el medio acuático, integrado por los cursos y masas de agua continentales que puedan albergar especies acuáticas, promoviendo la regeneración de la vegetación herbácea, de matorral, arbustiva y arbórea de las tierras que rodeen las lagunas, riberas y cursos fluviales, así como la construcción de escalas o pasos que faciliten la circulación y el acceso de peces a los distintos tramos de los cursos de agua, y establecerá las necesidades en cuanto a cantidad y calidad de los caudales ecológicos de los cursos de agua. Asimismo, se protegerán las zonas marinas, medios de marea, acantilados, playas, marismas, dunas y demás hábitats costeros. Real Decreto 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas. Se ha conculcado lo que establece dicha Ley en su Título I: • Capítulo I “De los bienes que lo integran”, que en su artículo 2 “Definición de dominio público hidraulico” • Capítulo II “De los cauces, riberas y márgenes”, art. 6 “Definición de riberas”. En su Titulo V, Capítulo I: • Art. 92.- “Objetivos de la protección”. • Art. 93.- “Conceptos de contaminación”, en su segundo párrafo indica “El concepto de degradación del dominio público hidráulico a efectos de esta Ley incluye las alteraciones perjudiciales del entorno afecto a dicho dominio”. • Art. 97.- “Actuaciones contaminantes prohibidas”, en su punto “b” indica “Efectuar acciones sobre el medio físico o biológico afecto al agua que constituyan o puedan constituir una degradación del mismo. La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, recoge en su articulado, en el Capítulo III “De los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente”: • Art. 330.- “Quien en un espacio natural protegido, dañare gravemente alguno de los elementos que hayan servido para calificarlo,……” y IV “De los delitos relativos a la protección de flora y fauna”: • Art. 332.- “……….o destruya o altere gravemente su hábitat...”. • Art. 334.- “……… realice actividades que impidan o dificulten su reproducción ……”.

Metadatos

Autor de la ficha (nombre, organización): Francisco Toledano Barrera (Ecologistas en acción Adra)
Última actualización (formato fecha DD/MM/AAA): 18/05/2018



Características
Credibilidad: UP DOWN 0
Deja un comentario
Nombre:
Correo electrónico:
Comentarios:
Código de seguridad:
12 + 3 =